Ni un solo día sin sonrisa

Hemos tenido una noche con todos los efectos secundarios de la Quimio habidos y por haber… además para no perder el ritmo un dolor de cuello por el que lloraba bastante, 2 picos de fiebre de 39 y pico y un montón de medicinas cada una con un horario diferente… no nos vinimos a urgencias porque más o menos con apiretal bajábamos la temperatura y casi seguro que la fiebre venía por la Quimio así que tampoco hubieran podido hacer más…

A las 5 de la mañana quiso comer algo, cuando dijo “tengo hambre“ casi me da algo de emoción, lleva sin comer bastante y cuando come es muy poquito, se ha tomado un kiwi, que no es mucho pero menos es nada.

Hemos llegado al hospital de día muy tiradas por la mañana, con 38,7 y que no quería que nadie le tocara ni le mirara por el dolor de cuello. Nos hemos relajado coloreando un rato todos, que a ella le encanta mandarnos al resto lo que tenemos que pintar 🤣

Le ha explorado Alvaro y se la han llevado a hacer una eco para ver si ha hecho un trombo por la zona, iba en su silla de ruedas encantada, le encanta ese paseo y acompañada por su padre más todavía, pero se encontraba tan regu que no exteriorizaba mucho… ojalá que vean bien qué es y se le pase este dolor que está súper fastidiada!

También nos han dicho que nos quedamos ingresados, aquí le van a controlar mejor la fiebre, las náuseas, las medicinas y el que coma o no coma se suple con el suero, preferimos estar en casa pero si nos vuelven a dejar como un reloj. Bendito Hospital!!!!

En la eco que le han hecho no salía nada que nos revelara el dolor de cuello, una suerte no tener ningún trombo o similar, lo malo es que seguimos sin saber qué es lo que le produce ese dolor por el que está tan incomoda…

Sigue sin probar bocado, hoy ha llegado a decir que las patatas fritas no le encantan… te cuentan el cambio antes de vivirlo y no te lo crees, lo único que hemos conseguido tomar ha sido un jamoncito que a eso todavía le sigue encontrando su punto 😊

Por la tarde hemos vuelto con la artillería pesada de medicamentos, le han añadido un nuevo antibiótico. Además del augmentine hoy nos han incluido bancomicina, fue el primer antibiótico que nos dieron en Jerez cuando todo esto empezó. También hemos seguido con las citarabinas que ya solo nos quedaría mañana 👏🏻👏🏻👏🏻 y nolotil para el dolor de cuello.

A última hora de la tarde hemos conseguido cama, no nos vamos a nuestro querido San Ilde pero nos vamos a Santa Luisa que también es zona Onco, está reformada igual que San Ilde pero destinada más a adolescentes. Vamos a compartir cuarto con otro niña recién diagnosticada de 6 años!

Mientras que esperamos para tener el cuarto preparado nos hemos ido al teatro, había un show de magia pero hemos llegado tarde, eran tan encantadores los magos que nos han enseñado alguna cosilla para enredar. De vuelta al hospital de día hemos cogido el Kiciclo para dar un pasein y hacer un poco de deporte, y por fin hemos conseguido un objetivo fundamental “NI UN SOLO DÍA SIN SONRISA” comprando unos sellos de Peppa Pig y jugando con todas las ideas que nos daba la revista en los que venían hemos pasado un rato divertido y nos hemos reído!

Ha sido un día muy largo pero ha terminado mejor que ha empezado, ojalá pasemos una buena noche y descanse para que mañana terminemos con estas citarabinas que se nos hacen tan cuesta arriba.

Ya tenemos otro pasito dado para el final!

Un abrazo enorme

Gonzalo y Oliva

6 comentarios sobre “Ni un solo día sin sonrisa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s