Cerquita de Jesús

Ha pasado una noche regular, estaba muy nerviosa y enfadada, con un humor de perros, se encontraba revuelta y hasta le dio unos golpes a la cama, luego rompió a llorar sin consuelo porque ella quería ser buena y portarse bien… pobrecilla, no debe de entender para nada la lavadora que siente por dentro, después de unos abrazos, mimos y explicarle que era normal que se sintiese así y un nolotil por que también se quejaba del cuello se consiguió quedar dormida.

El enfado le ha durado toda la noche sin ella saberlo por que por la mañana seguía con cara de pocos amigos… hemos conseguido que desayune un kiwi casi entero y ha sido el gran milagro!!!

Han venido a buscarla del cole y no ha querido ir, después de conseguir que se duchase se ha quedado tranquila y sin querer hacer mucho.

Le han traído unos tubos como los que se encajan para meter las muestras de sangre y le ha divertido ampliar su botiquín, también unos papeles negros que cuando pintas aparecen dibujos multicolores y ahí nos ha hecho regalos a todos ❤

En la comida se ha tomado un mini bowl de lechuga y tomate y otro kiwi casi entero, su compañera de habitación está tomando prednisona que es la medicina que te hace comer todo el rato y que tienes siempre sensación de estómago vacío, en la época que Olí la tomaba no paraba de comer, había días que de postre se tomaba una pizza, ahora es todo lo contrario, cada bocado es un logro… mientras está en el hospital no pasa nada, malo va a ser cuando nos suelten.

Más magia por la tarde para animarnos un poquito que es su gran plan ahora, también paseos a San Ilde a la sala donde no mandan las madres a jugar y a pasarlo bien, porque hoy en el teatro había una charla sobre tenis que no nos interesaba tanto!

Ha tenido fiebre pero no ha subido de 37,7 por lo que genial, que ya es algo menos que ayer, y nos tranquiliza mucho pasar por este trance en el hospital, que con tantos medicamentos y variables está mejor que en ningún lado.

Ayer un amigo nuestro sacerdote puso a Olí muy cerquita de Jesús en una de las Capillas de su cole para que todo fuera más llevadero, un millón de gracias porque sabemos que todos los hacéis a diario. Cada uno a vuestra forma nos estáis ayudando muchísimo para salir airosos de este trance!

Un abrazo enorme

Gonzalo y Oliva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s