Belleza y dolor

La belleza del dolor o en el dolor… Si nos dan estas 2 palabras, belleza y dolor, lo primero que pensamos es que son incompatibles. Es imposible de hecho que algo tan espantoso y de lo que huimos como es el dolor tenga siquiera una mínima relación con la Belleza.

Ayer hicimos 10 meses de enfermedad, hoy Gon y yo cumplimos 10 años de casados. Mientras cenábamos juntos para celebrarlo, hablando de estos 10 años de crecimiento -inevitable tener encima de la mesa nuestra leucemia- estábamos orgullosos de cómo ha ido saliendo todo. ¿Cuánta belleza nos ha hecho vivir este duro tramo? Sin ir más lejos, el martes pasado esa ovación maravillosa que tuvo la oportunidad de vivir Oli, un aplauso eterno por parte de su colegio. “Las mayores me aplaudían, mamá”. Las mayores, las profesoras, el equipo directivo, las madres, los padres… y no solo aplaudían, también lloraban de felicidad de verte ahí. Se mantuvo serena y con un temple impresionante, recibiendo un aplauso que seguro que en su pequeña cabeza no sabía exactamente a qué se debía…

Hablamos también de la belleza encontrada en la gente. La cercanía que hemos sentido, los detalles que nos han llenado de felicidad y nos han acompañado, el trato cariñoso y comprensivo, no solo de nuestra familia más cercana, que ha sido imbatible, sino también de nuestros amigos y de gente que apenas nos conoce. Una vez llegaba tarde a un sitio, iba a dejar a una persona tirada. Salíamos Pepe y yo del hospital de recoger unas medicinas le llevaba a la carrera y yo estaba muy nerviosa por lo que tenía que hacer y encima llegar tarde, no me daba tiempo de nada. Pepe con 8 años me dijo “no te preocupes mamá, tienes una hija con leucemia y nadie se va a enfadar contigo, este año te lo van a perdonar todo” me dejó helada, pero describió perfectamente la comprensión que hemos estado recibiendo.

La belleza de la unión a la Virgen; ella fue una madre que sufrió por un hijo. Hasta ahora en nuestras vidas ha sido el peor dolor que hemos vivido, pero tengo como madre desde que todo esto ha pasado un sentimiento especial, de compartir con Ella algo que une tanto como el dolor. Y a Oli también le ha llegado. Ahora solo quiere rezar la Salve, se ha vuelto su Oración favorita. A veces me pregunto si será consciente de lo que dice.

La belleza de la unión en el dolor. La gente que hemos conocido que nos ha enseñado, los que te dicen que les has ayudado, madres y padres viviendo historias parecidas a la nuestra, que hace 10 meses no conocíamos y ahora sus hijos y ellos son tan importantes en nuestras vidas. Vivimos resultados y diagnósticos casi como si fueran los nuestros…

Y con esto seguimos para adelante habiendo aprendido que en el dolor la belleza es todavía más especial, se aprecia de una forma que cautiva.

Oli compaginando su comienzo de vida normal con tratamiento, pero cada día un poquito más libre.

El martes volvemos al hospital, tendremos analítica y el miércoles una nueva punción de médula. Ya ha pasado otro mes. Vamos a por el siguiente sin miedo al dolor, que ya sabemos que ahí también hay felicidad si se mira bien!

Un abrazo

Gonzalo y Oliva

19 comentarios sobre “Belleza y dolor

  1. …… y todos los aplausos de los que no estuvimos en el colegio!!, viva esa Olivita valiente!!, Que preciosidad como lo has dicho!!!, es que os queremos!!!😘😘😘

    Me gusta

  2. Hola Oli: Soy Nacho, el papá de un niño que pasó una leucemia, amigo de Rosa y Paloma. Os escribí cuando empezabais y os sigo desde entonces. Vuestras vivencias me hacen recordar el durísimo y a la vez maravilloso viaje que tuvimos que hacer, como vosotros, por esas carreteras secundarias, que afortunadamente pocos conocemos. En aquella ocasión os dije que os veía preparados para el viaje. Pasados 10 meses, tenéis mi admiración, aunque no tenía la menor duda de ello. Sois grandes, muy grandes y lo que este viaje os ha dado, no solo dolor, preocupación y miedo, sino auténticos momentos mágicos y de felicidad plena, son vuestros ya para siempre. Tener el corazón rebosante de gratitud hacia otros es una sensación maravillosa. Os enviaría fuerza si viera que os hacía falta, pero os sobra, así que os envío una vez más todo el cariño del mundo. Un millón de besos y abrazos para todos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Nacho! Un millón de gracias por tu mensaje, la verdad es que nada como alguien que ha pasado por esto para entenderlo.
      Aquí seguimos que todavía nos queda un trecho!
      Mil mil gracias por seguirnos tan cerquita. Espero que vosotros estéis todos genial, un día le decimos a Rosa y a Paloma que organicen para conocernos.
      Un abrazo enorme y gracias de todo corazón .

      Me gusta

  3. Queridisima familia, no encuentro palabras para daros las gracias por vuestra FE , ejemplo, ALEGRIA, humildad, valentía, SINCERIDAD.
    Acabo de leer vuestra entrada en el blog de Oli y me habéis emocionado porque es verdad, se puede encontrar BELLEZA EN EL DOLOR y cómo entiendo a Oli que su oración preferida sea la SALVE!!!!!!!. A Dios, a través de María. Os tengo muy muy presentes. Seguimos rezando, pudiendo por ti querida Oli, por mamá y papá y por tus hermanos, por toda la maravillosa familia que Dios te ha dado. Un beso enorme con muchísimo cariño.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s