Es el tiempo que has dedicado a tu rosa lo que la hace importante

En el hospital hemos conocido a muchos niños y muchos padres. Con algunos hemos pasado más tiempo y hemos compartido vivencias increíbles, fases pasadas, buenos resultados, altas definitivas… Pero también existe la cara B; pocos avances, noches difíciles, miedo, falta de esperanza en algunos diagnósticos… o incluso, como nos pasó el domingo, enterarnos que una amiga de Oli del hospital se había ido al cielo con solo 6 añitos después de una durísima lucha. Para nosotras era una persona importante; nuestro tiempo con ella había sido increíble, sus padres un apoyo, sus sonrisas siempre estaban, la generosidad de toda su familia la pudimos compartir. Su madre decía “nadie quería esto, pero no podíamos más de verla sufrir”. Experimentamos un dolor que hasta dolía físicamente.

Así empezamos la semana. Nos tocaba punción y Quimio intravenosa el martes (día que yo cumplía 44 años), pero el oncólogo de Oli no podía estar ese día, así que nos la cambió al miércoles.

El martes por la mañana conocimos riendamiga, donde Oli montó feliz en poni con la ayuda de nuestra amiga Leonor. Nos encantó conocer ese proyecto tan maravilloso de hacer terapia a través de los caballos.

Por la tarde tuvimos analítica; a Oli de regalo de cumple le pedí que fuera fuerte por mí. Se portó increíble y después de la analítica tomamos un helado con amigos para celebrar. Ya al mediodía habíamos soplado velas en familia y por la noche yo cenaba con unas amigas. Un día de cumpleaños como otros tantos, sin ni siquiera imaginarme que Dios llevaba días actuando a través de mis amigas para reconfortar esa tristeza. Resultó que mi cenita de 6 fue una súper cena sorpresa que me hizo muchísima ilusión y que entre ellas habían decidido regalar dinero para la investigación. Estaban regalando VIDA para niños, esperanza para padres y soluciones a nuestros miedos. Un regalo perfecto que llegaba en el momento perfecto. De verdad que me hicieron sentir que no luchamos solos, al igual que cada vez que alguien me dice que ha ido a donar sangre o que se ha hecho donante de médula. Desde luego que la unión hace la fuerza.

Si a Oli le hubieran puesto el tratamiento el martes como le tocaba, no hubiera podido ir a cenar con nadie, ni las 5 ó 6 ni todas las que aparecieron por sorpresa…

Hoy seguimos con el nervio de ayer, me ha costado más que ningún día escribir. Fue tan emocionante la ristra de detalles y sorpresas que no sé si lo he expresado como se merece.

La punción ha ido bien, hemos estado a punto de que no se la dieran. Oli lleva dias pálida y cansada. Parecía que no llegaba con la sangre lo suficientemente preparada para recibir su dosis, pero al final los médicos han decidido ponérsela.

Ahora tumbada como recomiendan, cansada y recuperándose con la súper ilusión de haber llevado ese gran cheque para ayudar a limpiar la sangre de todos los niños y el agotamiento de pasar un día tan largo!!!

Un beso grande y de verdad GRACIAS UNA VEZ MÁS!

Gonzalo y Oliva

10 comentarios sobre “Es el tiempo que has dedicado a tu rosa lo que la hace importante

  1. Oliva muy feliz cumple con algo de retraso!!! Me ha encantado el dibujo y el comentario de Oli, que ha pasado a coco de avestruz, jajaja. Y qué maravilla el regalazo de tus amigas. Lo que se aprende cuando sufres y los demás te apoyan, te acompañan y te quieren. Enhorabuena por vuestro ejemplo!! un abrazo enorme, Guio

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s