Seguimos con nuestra rutina

Ahora cada 15 días vamos a hacernos analítica y con los resultados nos ajustan la quimio que va necesitando Oli.

Esto ya para ella es pan comido. La analítica le sigue imponiendo, pero gracias a Dios se deja perfectamente poner la aguja cada vez sin apenas chistar. Está claro que uno se hace a todo.

Hoy hemos llegado súper acompañadas, sus hermanos y un primo suyo se han apuntado al plan. Una de las enfermeras del hospital de día se llama Amparito, así que una de las emociones era que íbamos a unir a la nuestra y a la del hospi!

Oli iba feliz, era la gran prota, se peleaban por pasar la tarjeta y decía “no, la paso yo, que soy la que tengo leucemia”. El resto chafado porque no les tocaba a ellos. Qué gozada verlo así. Aquí la privilegiada es la que tiene la enfermedad, no despierta pena ni consuelo, va tan feliz y segura de sí misma. Ella es siempre la afortunada, tanto que muchas veces a los niños que la rodean, ignorantes de la dureza de lo que que está pasando, lo que les produce es envidia…

Pero no siempre esa fuerza que sale de ella es lo que realmente le pasa por dentro… El estado emocional de Oli va pasando por diferentes formas…

Tiene mucha seguridad la mayor parte del tiempo, y cuando no es capaz de realizar algo, actúa con pasotismo. No me enfrento y así no pierdo. Si le cuesta trabajo algo y sabe que tiene capacidad, lo da todo, se esfuerza la que más y consigue lo que se proponga; pero si en su interior siente que no lo va a conseguir, ahí ni lo intenta.

La mayoría del tiempo está feliz, parlanchina, ayudando en casa, cuidando a su hermana… y encantada, pero algo dentro de ella queda, como un resquicio de rabia, enfado que no habla de ello pero sale de vez en cuando con furia, ira y un desasosiego personal… Parece una adolescente de 7 años… Los demás lo vamos gestionando con paciencia, sobre todo sus hermanos. Pepe es al que más le afecta y el que mejor lo está haciendo, como él dice “mamá, siempre soy yo el que acabo cediendo”. Por suerte este comportamiento va a menos y en el fondo es bueno que no se trague su mal estar sola sino que lo exteriorice!

Lo que mejor le ha sentado ha sido el colegio, volver a su rutina. Ha estado 7 semanas enteras seguidas yendo y haciendo un esfuerzazo que se ha visto reflejado en las notas. ¡Olé Oli!

Y con la famosa sonda vamos genial. No quiere ni plantearse hacérselo ella sola, pero ya nos hemos más que acostumbrado y lleva 2 meses sin antibióticos!!!

Mañana vamos a grabar un programa de radio en el hospital y está emocionada. Le encanta ir, y, aunque sigue en obras la parte de abajo, ahora con toda la decoración de Navidad está todavía más bonito si cabe!

6 comentarios sobre “Seguimos con nuestra rutina

  1. Que maravilla lo positivas que sois y fantasticamente que estáis llevando esta cruz. Sois un grandísimo ejemplo y gracias por compartir todo esto.

    Que paséis una Navidad feliz con toda vuestra familia y que el Año nuevo os traiga una mejora total que celebraremos con vosotros.

    Le gusta a 1 persona

  2. Que maravilla Oli!! Me emociono cada vez que leo el blog, sois un ejemplo brutal y aunque me da mucha vergüenza escribir en estos medios no quería pasar estas fechas de para felicitaros las Navidades y decirte lo orgullosa que estoy de tener una amiga tan espectacular!
    Mil besitos a todos y a por el 2020 que va a ser ESTUPENDO!!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s