No para de comer

Oli se encuentra bien la mayoría del tiempo, quiere hacer vida muy tranquila y apenas sale de casa. Sigue tomando dexametasona, mañana le empiezan a reducir la dosis. Esta medicina es un corticoide y afecta mucho más al sistema nervioso central que cualquiera de los que ha tomado anteriormente. Cuando nos explicaron los efectos secundarios de hambre y alteración en el carácter, no nos imaginábamos que podía ser lo que estamos viviendo.

Oli no para de comer. Pero al decir no para, no es una forma de hablar, es algo literal. De día come mucho y muy seguido, tanto que muchas veces está empachada. Le duele muchísimo la tripa y le cuesta respirar. Ha llegado a desayunar un filete con judías verdes, una tortilla, un trozo de pizza, varios tazones de crema de verduras, un bocadillo de jamón… todo en a lo mejor un espacio de tiempo de 2 horas. Cuando físicamente no puede comer más, la señal de su cerebro sigue siendo de hambre, de angustia por no poder comer y de necesidad de sentirse saciada. Eso es muy difícil de gestionar. Ella físicamente no puede comer más, y por otro lado tiene sensación de hambre voraz y tiene que comer. Esto no es solo de día. Otro síntoma del corticoide es el insomnio, y por la noche se despierta continuamente para ir de excursión a la nevera.

Los médicos utilizan palabras como neura, psicosis, ansiedad… síntomas muy duros de vivir y más si tienes 6 años. Pero como todo, esto también pasa, y de hecho ya está pasando. Mañana empezamos a reducir la dosis de la dexametasona y todo empezará a recobrar normalidad. Ha sido otro episodio que hemos terminado. Ella acaba con la tripilla muy hinchada (es gracioso verla andar de espaldas porque parece que está embarazada) y unos mofletes muy redondos, que también volverán a su ser.

Hoy hemos tenido analítica. La semana pasada entró en crisis cuando le iban a poner la aguja y estuvimos más de 45 minutos hasta conseguirlo; hoy en 2 minutos estábamos fuera del hospital. Una gozada que haya sido tan fácil. Ademas le han regalado un batido de chocolate y unos cereales y como está en modo Carpanta le ha encantado el plan!

Mañana si los resultados son buenos nos darán la tercera dosis de las 4 que dura esta primera parte de la reinduccion, así que solo nos quedará 1. Ojalá que sí!

Un abrazo enorme

Gonzalo y Oliva

2 comentarios sobre “No para de comer

  1. Vaya Oli, que difícil esto de gestionar esa ansiedad por la comida. Como dices todo pasa, y todo son experiencias y aprendizaje. Lo que pasa es que ella está teniéndolas con solo 6 añitos y eso nos hace a todos estar muy sensibilizados con el tema. Mucho ánimo y mucha fuerza que poco a poco queda menos! Un beso enorme para ella y para vosotros. Amparo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s