Las dos caras de la moneda

El langostino se ha vuelto el plato principal de la semana, esta noche ha pedido unos cuantos y a las 7 de la mañana estaba desayunando otros pocos… a ver qué pasa cuando pruebe los de Sanlúcar!

Hemos llegado al hospital con un poco de nervio. El aspecto de Oli no era tan bueno. Los dolores de pierna, estaba más pálida, le veíamos un poco más floja. No sabíamos si le iban a poder dar Quimio y creíamos que probablemente no.

Mientras esperábamos para ver al médico hemos visto a una enfermera de las nuestras que nos ha confirmado que la Quimio estaba pedida, así que ya sabíamos que la analítica era apta!!! Nos hemos puesto súper contentos!

En el despacho nos han contado que la analítica estaba bien, incluso mejor que la de la semana pasada. Está claro que no te puedes fiar del aspecto exterior, así que la primera parte de la reinducción queda concluida con la Quimio de hoy.

Ha estado muy tranquilita mientras nos la daban, viendo Coco y cantando las rancheras tan ideales que salen en la película.

Al terminar le ha dado una vena de mal humor y en la puerta de la juguetería del hospital ha empezado a gritar y a llorar porque quería más cosas. Ya había pasado por ahí esa mañana con la abuela. Al llevarle la contraria su enfado ha ido a más y nos decía “no me voy a mover de la puerta hasta que no me compréis lo que quiero”, pero esta vez no se ha salido con la suya. Su abuela ha conseguido razonar con ella y con su medicina…

Al llegar a casa se ha tumbado. Estaba cansada y poniendo la mirada perdida como si estuviera sonámbula se arrancaba pelo y más pelo de la cabeza. Como si no pudiera parar, lo iba colocando cuidadosamente sobre un cacharro de porcelana. La escena daba bastante pena, le decíamos que parara y no nos hacía ni caso. Aún sabiendo la suerte que hasta ahora se ha mantenido genial, impactaba. No quiere cortárselo ni ponerse ningún tipo de pañuelo que le ayude a no ir dejando rastro, así que luego nos hemos ido a tomar un helado y yo me he vuelto a poner un pañuelo en la cabeza para que ella los vea con más naturalidad!

Así que hemos tenido las 2 caras de la moneda. El momentazo de terminar otra parte del tratamiento y el no momentazo de ver la parte visual de esta enfermedad. Aunque sabemos que no significa nada, que le volverá a crecer y que esto es una cosa pasajera, estábamos encantados de haberlo mantenido durante 6 meses y medio de tratamiento!

Ahora a descansar un poquito de hospital y quimios. El lunes que viene nos hacen analítica pero es casi seguro que hasta el día 19 de marzo no nos vuelvan a dar Quimio para empezar con la segunda parte de la reinduccion!!

Un abrazo muy fuerte.

Gonzalo y Oliva

5 comentarios sobre “Las dos caras de la moneda

  1. Querida familia, leer el blog de Oli es la mejor oración del dia.
    No desanimeis, vuestra fortaleza es nuestra fortaleza. Dios es grande y sabio!!
    Un beso enorme y todas mis pobres oraciones.
    Maria

    Me gusta

  2. Oli preciosa, te iba a poner algo, pero sólo te puedo decir que Dios te está pidiendo una cosa muy gorda y tú no has podido responder mejor.
    Vais a ir todos al cielo con un cohete.
    Siempre has sido especial!!!!!

    Me gusta

Responder a Paloma Vizcarro Germade Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s