Bombero, Frozen o Gatuno

Ayer cuando se fue a la cama Oli tenía bastante tos. Recurrimos a los remedios caseros y pusimos una cebolla cortada al lado de su cama y no volvió a toser en toda la noche. La verdad, es increíble!

Se ha despertado después de dormir 14 horas seguidas. Nada más verla se le notaba menos alegre y al tocarla nos hemos dado cuenta que estaba calentita. Tenía 37,5 y nos hemos venido al hospital.

Para vestirnos hemos tenido un dilema. No quería que le reconocieran y no sabía si vestirse de bombero, Frozen o Gatuno. Al final como Gatuno tenía máscara es el que se ha puesto. En el coche seguía dudando – “pero mamá, me reconocerán? Tal vez me tendría que haber puesto el de bombero?” y así hemos estado dándole vueltas todo el trayecto. Para chasco nada más llegar le han dicho “pero Oli, de qué vienes hoy vestida?” Le he explicado que la gente la reconoce SÓLO porque va conmigo, que si no, imposible. Un niño en el pasillo ha dicho “mira mamá, una señora con Gatuno”. Le ha dado la vida. Al entrar en el hospital de día me he adelantado, casi sin decir ni hola. Le he preguntado a todas las enfermeras que si sabían dónde estaba Oli, que no la encontraba por ningún lado y que a cambio me traía a Gatuno. A partir de ahí ya nadie la ha reconocido, solo sus médicos cuando le han examinado y se ha tenido que quitar la ropa. La noticia al vernos ha sido que Oli tenía que ingresar. Solo tiene 800 leucos. Son tan pocos que no se pueden ni contar los neutrófilos, así que nos tienen que aislar. Por desgracia no hay camas libres (me encanta cuando el hospital está vacío, como si no hubiera niños enfermos) y hemos estado todo el día esperando en el hospital de día! Ahí hemos tenido alguna visita de amigos y además ha venido Piruleto. Eso ayuda bastante a que el día no se haga tan largo.

Ya por la noche nos han traído a Santa Luisa, a la misma habitación que vinimos cuando estuvimos con Abril. Hoy por cierto la hemos visto. Ella dormía y no nos ha podido ver a nosotras pero a ver si nos la encontramos otro día!

Nuestra habitación está genial, sobre todo porque tenemos una cama para cada una, así que felices, que siempre se duerme mejor. Ha merecido la pena la espera!

Ya nos han dado 2 dosis de antibiótico y no ha vuelto a tener fiebre. A ver si recuperamos un poco los leucocitos y nos podemos ir a casa pronto que con Amparito ahí lo pasamos genial!

Os echamos mucho de menos a todos los que os habéis ido de vacaciones pero esperamos que descanséis mucho y volváis con energías renovadas!!!!

Un abrazo muy grande

Gonzalo y Oliva

2 comentarios sobre “Bombero, Frozen o Gatuno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s